Bioseguridad básica: Delimitación de áreas y flujos de circulación

julio 4, 2010 at 10:52 am (Resumenes de Estudio)


Siguiendo con la linea de resúmenes a modo de estudio, ayuda y/o información a todo aquel que la requiera

Control Infeccioso Odontológico

Por lógica debemos saber que toda  actividad  humana  implica  riesgos. Y la  odontología, como   actividad del área de la salud, no esta exenta de  estos riesgos. La posibilidad infecciosa a través de saliva, fluido gingival y sangre, hace que la consulta dental sea un lugar donde tanto el odontólogo como sus pacientes, se consideren expuestos a contagios.

Las  vías   de  transmisión  de  los  agentes  microbianos  durante  el  tratamiento  odontológico   son :  Los aerosoles y El contacto directo de las manos del equipo (operador y asistente);  y el instrumental con saliva, fluido gingival y/o sangre del paciente.

Debido a este tipo de riesgos, es que se hace imperativo mantener un control infeccioso odontológico originado por:

1.-Enfermedades frecuentes en el medio y con ocurrencia en la consulta diaria, tales como abscesos, infección secundaria a procedimientos quirúrgicos y extracciones, y enfermedades transmisibles (como hepatitis, tuberculosis, faringitis, etc).

2.-Riesgos de infección postoperatoria  y facilitar la curación subsecuente a procedimientos quirúrgicos.

3.-La imagen profesional , es muy importante,  para establecer programas de prevención contra la infección cruzada, ya que el paciente de servicios odontológicos lo demanda y supervisa cada día con mayor frecuencia.

El establecimiento de procedimientos de control infeccioso, además de ser una obligación legal y moral, es cada vez más, un criterio de selección de servicios profesionales. Estas medidas de cuidado deben ser eficientes para el control del SIDA y de enfermedades de alto potencial infeccioso, estructurándose procedimientos universales de prevención y control infeccioso, éste no sólo beneficia directamente a los pacientes, sino también a acompañantes, personal auxiliar, asistentes dentales y personal profesional.

El control de la INFECCIÓN CRUZADA, tiene como principio el evitar ser contagiado o ser contagiante.

Se hace necesario recordar que los contagios no sólo pueden ocurrir  por contacto directo con persona con infección aguda (saliva, sangre, partículas del aire), sino que también por medio de vehículos como el mobiliario, instrumental dental, ropa, etc.

Para reducir al mínimo las probabilidades de infección cruzada debemos conocer las posibilidades de propagación de la infección en odontología:

1.-DEL PACIENTE AL PROFESIONAL.

2.-DEL PROFESIONAL AL PACIENTE.

3.-DE  PACIENTE A PACIENTE.

4.-DEL PROFESIONAL AL GRUPO FAMILIAR.

5.-DEL PACIENTE AL GRUPO FAMILIAR.

La comprensión del mecanismo de producción del proceso infeccioso es fundamental, para lograr que nuestras acciones preventivas y de control sean eficaces y racionales. Y en ésta línea podemos afirmar que los procedimientos dentales, que pueden causar contaminación o infección son múltiples, por ejemplo, el examen clínico, la toma de impresiones, fotografía intraoral, etc. En definitiva podemos aseverar con seguridad que cualquier procedimiento que conlleve a un contacto con fluido gingival, saliva o sangre, implica una exposición ocupacional directa, tanto para el paciente, como para el grupo profesional.

Objetivos del Control Infeccioso

Dentro de los objetivos más evidentes para un programa de control infeccioso odontológico, se pueden destacar los siguientes:

1.- Brindar una práctica  segura a pacientes y personal.

2.- Evitar la diseminación, encubrimiento y preservación de enfermedades infecciosas en la consulta.

3.- Disminuir los riesgos de contaminación e inseminación de agentes infecciosos.

4.- Cumplir con requisitos morales y legales del ejercicio profesional.

Estrategias para el Control Infeccioso

Para cumplir de buena forma estos objetivos y realizar una atención segura de sus pacientes,  el profesional tiene a su disposición una serie de estrategias que le ayuden a sistematizar el control infeccioso sin quitarle efectividad.  A continuación daremos algunas de ellas.

-Todos los pacientes deben ser atendidos como si fueran infecciosos.

-Todos los pacientes y el personal pueden adquirir enfermedades infecciosas en la consulta

-Los patógenos a controlar, deben ser los de contacto cotidiano, como los patógenos y comensales bucales, los contaminantes exteriores traídos por persona, agua y/o aire.

-Prevenga, no cure, es mejor anticiparse a enfrente las consecuencias.

-No desinfecte cuando pueda esterilizar.

-No limpie cuando pueda desinfectar.

- Limpie, desinfecte y esterilice.

-Introduzca en su práctica el mayor volumen de material desechable.

-Introduzca el mayor volumen de técnicas de barrera.

A estas alturas, no está de mas el volver a destacar que la ausencia de medidas adecuadas  conlleva un riesgo importante de contraer enfermedades infectocontagiosas, por lo cual, el establecer un orden y una rutina es esencial para que ello no ocurra.

Normas y procedimientos en la atención Odontológica

Para prevenir de buena forma la infección cruzada en la clínica odontológica, es fundamental mantener un orden en cuanto a la relación espacial del instrumental utilizado en la consulta. Esto se hace efectivo a través de la delimitación de áreas de trabajo. Esta acción tiene como objetivo el impedir la contaminación de un área a otra, a través de un adecuado flujo de material e instrumental.

Delimitación de áreas de trabajo

Área Estéril: Es aquella zona del área o superficie de trabajo, mesa, mesón, braquet, etc., en que TODO es  estéril.

Área Limpia: Superficie de trabajo, mesa, mesón, braquet, carro  etc., que  se  ha  lavado y desinfectado. Debe delimitarse y separarse del  área  sucia. Aquí se ubica el material, soluciones desinfectantes,  guantes,  etc.

Área  Sucia  o  Contaminada: Es la zona donde se coloca el material e instrumental contaminado, usado durante la atención odontológica.

Algunas Recomendaciones generales…

-          Nunca transferir artículos desde  las áreas clínicas y de procesamiento hacia el área administrativa.

-          En el área clínica el flujo siempre debe ser desde el área indirecta al  área directa del trabajo.

-          Todo lo utilizado en el área clínica directa debe transferirse a la zona sucia del área de procesamiento.

-          El traslado a esterilización, del material e instrumental debe efectuarse en contenedores o cajas  cerradas.

-          El  flujo de material e instrumental contaminado debe ser unidireccional, jamás volver hacia  atrás, porque se corre el riesgo de contaminar áreas limpias.

Flujos de circulación

Para lograr un buen trabajo en el área de procesamiento del instrumental y material, se requiere de una restricción de la circulación, tanto en relación  al  resto  de  las  unidades, como dentro de la misma. Para ello se establecen flujos de circulación, que  tienen como objetivo global el controlar el tránsito de personas y de material, con la idea de ordenar el desplazamiento y facilitar la correcta ejecución de técnicas, disminuyendo así el riesgo potencial de infecciones.

Dicho flujo, debe ser acorde con la planta física y debe facilitar el cumplimiento de normas de circulación. Para ello se distinguen 3 áreas de circulación:

  • ÁREA RESTRINGIDA.
  • ÁREA SEMIRESTRINGIDA.
  • ÁREA IRRESTRICTA.
Consideraciones generales

La unidad de Esterilización,  se considera como un  “área limpia”, y su entorno o las otras dependencias, como “áreas menos limpias”, ello implica, que tanto el flujo de personas, como de insumos, desde el área externa de la Unidad, hacia la Unidad debe ser estrictamente controlado. De tal manera que Se configuran, según modalidad de trabajo y de las actividades que se realizan, algunas barreras físicas y/o virtuales que permiten optimizar el trabajo.

El establecimiento de flujo de circulación permite controlar , regular el tránsito, desplazamiento de personas y material dentro del recinto quirúrgico, siendo el principio básico, el desplazamiento de materiales y personas desde las áreas limpias a las estériles y a las sucias, disminuyendo  así  la contaminación.

Al concluir diremos que para proporcionar una atención confiable y segura, todo el personal de salud debe tener una disciplina y capacitación continua en el cumplimiento de las normas de prevención de infecciones intrahospitalarias.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: